martes, 13 de noviembre de 2012

Gotta Be You


Capitulo 8

Entramos en la casa y Harry se fue a la cocina a por palomitas y yo al salón. Me había dicho que pusiera la película que quisiera. Miré todas las que tenían, que no eran pocas, y me decidí por ‘Love Actually’, una de mis favoritas.
- Veo que tienes buen gusto. – dijo Harry asomando la cabeza por detrás de un bol lleno de palomitas.
- Es una de mis favoritas. – dije poniendo la película en el DVD.
- Y una de las mías. – me contestó riendo. - Qué casualidad

Nos sentamos en el sofá, un poco distanciados, pero a medida que iba pasando la película nos fuimos acercando más, hasta que yo estaba medio tumbada en el sofá y él pasando su brazo por mis hombros. Parecíamos una pareja de adolescentes viendo una película. Ya la había visto un millón de veces y el partido había consumido todas mis fuerzas, a si que me quedé dormida.

Se quedó dormida en mis brazos. La película ya había terminado, pero no quería moverme por miedo a despertarla, a si que me quedé mirando como dormía. Era realmente preciosa, y dormida todavía más. Ella no lo sabía pero yo les había dicho a los demás que se fueran para poder quedarme a solas con ella. Me había puesto un objetivo y era entrar en su corazón, conquistarla, porque no era como las demás. Cada vez que la tenía al lado me hacía sentir especial, por primera vez era yo mismo. Oí la cerradura de la puerta y mi momento había acabado.
- Hola!! – gritó Louis.
- Cállate o la despertaras. – le dije un poco enfadado.
- ¿Qué habéis hecho? – preguntó Zayn.
- Ver una película.
- ¿Cuál? – esta vez fue Niall.
- Love Actually.
- Se nota que la has elegido tú. – bromeó Liam.
- No, fue ella. Me ha dicho que es una de sus favoritas.
- ¿En serio? Tenéis algo en común. Eso es un punto a tu favor, Harry. – dijo Eleanor guiñándome un ojo.

Oía voces, pero no sabía de quiénes eran. Abrí lentamente los ojos y, allí había seis personas que me miraban.
- Buenos días bella durmiente. – me sonrió Harry.
- Hola.
- ¿Sabes que estas muy guapa durmiendo?
- Gra…gracias.
- ¿Os apetece comer algo? – dijo Niall.
- Que raro, tú comiendo… - bromeó Louis.

Fuimos a la cocina y Liam me preparó un sándwich. Estaba delicioso.
- ¿Cómo sabías lo que me gusta?
- Lo intuí. – dijo sonriente. – En realidad te lo he preparado como a mi hermana. Es que me recuerdas a ella.

Mi móvil empezó a sonar. Otra vez él.
- Hola.
- Cielo, no me has llamado en todo el día.
- Es que estaba ocupada.
- ¿Te apetece quedar? Así nos vemos y me dices lo bueno que estoy.
- No, la verdad es que no me apetece.
- ¿Por?
- Estoy con unos amigos.
- ¿No estarás con el tío ese de los ricitos, verdad?
- Si, ¿por?
- No me gusta que andes con ese tío.
- Pues me da igual. Voy a estar con quien me dé la gana y cuando me dé la gana.
- Soy tu novio.
- ¿Y que? Por mí como si fueras mi madre. – dije alzando la voz. – Mira esto no va a funcionar. Va a ser mejor que rompamos. Nunca debimos empezar a salir. Adiós.
- Carolina… - colgué antes de que pudiera decir nada más. Ahora me sentía más libre.

Volví con los demás. Estaban todos menos Eleanor y Louis, que supongo que querían pasar tiempo solos, y Zayn tampoco estaba.
- ¿Dónde está Zayn? – pregunté.
- Se ha ido a ver a Perrie. – contestó Liam.
- ¿Perrie?
- Se me olvidaba que tú no eres fan nuestra y no sabes todo sobre nosotros. – dijo Liam.
- Perrie es la novia de Zayn. – me aclaró Niall.
- Ah. – dije, tenía que aprovechar el momento. - ¿Vosotros tenéis novia?
- No. – contestó Niall en nombre de todos. - ¿Y tú?
- ¿Yo? No.
- ¿Y Mike? – se giró Harry de repente, parecía interesado.
- He roto con él. – expliqué. – Es un poco controlador y muy celoso, a demás no era mi tipo.
- ¿De verdad? – Harry parecía feliz. – Tranquila, ya encontraras a otro.
- Son las 8:30, ¿vamos a cenar? – preguntó Niall.
- ¿Te vienes Carol? – Dijo Harry.
- Si dejáis que pase por casa y coja dinero, si.
- Te invitamos nosotros. Por haber encontrado a Harry. – dijo Liam. – Tenemos que agradecértelo de alguna forma.
- No quiero molestar.
- No molestas. Más bien todo lo contrario. – sonrió Harry.
- Vale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario