martes, 20 de noviembre de 2012

Gotta Be You


Capitulo 13

Se lo estaban tomando en serio, me querían ayudar de verdad. Estábamos tan enfrascados en la música que no nos dimos cuenta de que había alguien más en el estudio, aparte de nosotros siete.
- ¿Quién es esta jovencita? ¿La nueva Whitney Houston? – dijo el hombre que había entrado.
- Es Carolina. – me presentó Harry.
- ¿Esta es la chica de la que no paras de hablar? – Harry y yo nos pusimos rojos y los demás se rieron.
- Si, es ella – rió Liam. – Esta es Andrea.
- Encantada chicas. – dijo educadamente. – Tienes talento, jovencita.
- Es Paul, nuestro manager. – me susurró Harry al oído.
- ¿Te has planteado hacer una maqueta y presentársela a alguna discográfica?
- La verdad, no.
- ¿Y si grabamos una canción ahora? – dijo Niall. - ¿Te acuerdas de la proposición?
- Si, pero…
- No hay más que hablar. – me cortó Louis.
- ¿Y si les enseñas las canciones que tienes en el cuaderno? – me dijo Andrea.

Saqué un pequeño cuaderno de mi mochila y se lo entregué a Liam. Ahí dentro estaban las canciones que había escrito desde los ocho años. Toda mi vida convertida en canción. Liam se las pasó a Paul y este dijo:
- Son muy buenas.
- Gra… gracias.
- Bueno, ¿qué canción te gustaría grabar? – me dijo Harry animadamente.
- No sé. La que queráis.
- Elige tú.
- ¿La de I Should Have Kissed You?
- Buena elección – me sonrió Harry.

Empezamos a grabar a la señal de Paul. Unos quince minutos después, la canción ya estaba editada y lista para ser oída.
- Ha quedado genial. – dijo Zayn.
- Si, sois los seis muy buenos. – dijo Andrea.
- ¿Qué te parece si nuestras fans te oyen cantar? – me preguntó Niall.
- Bueno, supongo que ha quedado bien y tienen derecho a oírla.
- Bueno chicos, anunciaré la salida de la canción a las fans, pero ahora tengo que irme. Adiós chicos y un placer haberos conocido chicas.
- Adiós Paul. – dijimos todos a la vez.

Nos quedamos un rato en silencio sin saber que decir, hasta que Niall dijo:
- ¿Vemos una peli?
- Claro, ¿os apuntáis? – preguntó Louis.
- Claro.

Los chicos fueron a la cocina a por palomitas y Andrea y yo escogimos la película. ‘Titanic’.
- ¿Queréis llorar? – bromeó Liam.
- Estaréis vosotros para consolarnos, ¿no? – dijo Andrea pícara, haciendo que Liam se pusiera rojo.
- Venid chicos, la película va a empezar!! – grité para que vinieran los demás.

Llegaron los cuatro corriendo con bols llenos de palomitas y se acomodaron en el sofá. Harry se sentó a mi lado y pasó su brazo por mis hombros, y yo me acurruqué a su lado.
La película iba pasando y las lágrimas empezaron a caer por mis mejillas. Miré a los demás y ninguno estaba llorando, era la única. Harry me acercó más a él de manera protectora. La película terminó y yo seguía llorando.
- ¿Estás bien? – me preguntó Harry.
- Si, es que es muy triste.
- Lo sé. – dijo mirándome a los ojos. - ¿Te apetece dar una vuelta?
- Claro.

Salimos de la casa y empezamos a andar, sin rumbo, disfrutando de la presencia del otro. Fuimos a un parque que estaba iluminado, era muy romántico.
- ¿Vas a cantar en el concierto? – me preguntó Harry para romper el silencio.
- Si, es lo menos que puedo hacer por vosotros. Por haberos tomado tantas molestias.
- No ha sido nada.

Seguimos caminando el uno al lado del otro, un poco distanciados. Pasó un vendedor de rosas por delante de nosotros y… Harry lo paró y me compró una rosa.
- Gra… gracias. – dije con lágrimas en los ojos.
- De nada. – las lágrimas empezaron a caer y él me las limpió con sus manos. – Carolina, hay una cosa que he querido decirte desde que te vi. No sé como emp…

De repente, pasamos por una zona con bastante gente alrededor y reconocieron a Harry. Las fans nos empezaron a rodear y yo me aparté un poco para dejarles espacio. Harry estaba a punto de decirme algo importante, ¿qué podría ser? Un rato después le dije a Harry que me tenía que ir, que ya nos veríamos en otra ocasión y empecé a andar hacia mi casa. Cuando llegué, abría la puerta y… ¿Qué hacía él allí?
- ¿Qué haces aquí? – dije enfadada.
- Quería arreglar lo nuestro, por favor Carolina. – miré a mi madre suplicándole que se fuera y esta lo entendió.
- Vete. No quiero volver a verte.
- Déjame explicar…
- Vete!! – grité

No hay comentarios:

Publicar un comentario