miércoles, 17 de abril de 2013

Gotta Be You


Capitulo 64

Cinco minutos para salir a escena. Estaba muy nerviosa. No era la primera vez que actuaba en aquel lugar pero esta vez era importante. La última vez que lo hice fue en la gira de mis amigos. Sí, los chicos de One Direction. Pero esta vez era diferente, esta vez todos me esperaban a mí. Hoy, día 25 de febrero, iba a actuar en el mítico Madison Square Garden. Llevaba siglos soñando con eso y lo había conseguido. Estaba en mi camerino nerviosa y repasando mentalmente todas las canciones que iba a cantar. Sí, ahora tenía muchas más. Hace unas semanas había sacado mi segundo álbum. Acaban de irse las chicas a sus respectivos sitios y los chicos estaban aún por los pasillos haciendo el tonto, como siempre. Me miré al espejo una vez más y, después de sonreír al espejo, ya se había convertido en mi ritual, salí para dirigirme al escenario. Habían puesto el video de presentación de siempre donde salía yo haciendo el tonto junto a mis amigos. Cuando terminó, entré seguida de una pequeña cortina de humo. El concierto fue todo un éxito y es que ya habían pasado tres años desde que subí por primera vez a un escenario. Tres largos y movidos años. Esperad, me estoy adelantando demasiado. Seguro que queréis saber que pasó en todo este tiempo. Es fácil de contar pero es largo.

La gira de One Direction fue todo un éxito, gracias a ellos la gente me admiró más de lo que ya lo hacía. Gracias a esos cinco chicos que accidentalmente conocí soy una de las cantantes más reconocidas del momento. No puedo quejarme, durante esos meses me trataron como a una princesa. Fuimos en un gran autobús para nosotros seis, claramente con una pequeña “habitación” para mí sola. Sí, nos quedábamos en el autobús, nada de hoteles. Ese período de tiempo hizo que me encariñe cada vez más a los chicos y les conozca un poco más. También nos unió mucho más a Harry y a mí. De momento según la prensa, somos la pareja del momento. Llevamos más de tres años juntos. Nadie lo creería, Harry Styles en una relación seria, pero yo ahora creo que la gente puede cambiar por amor. Esa gira sirvió para que nos amemos cada día más. Algunos nos dirán empalagosos pero yo no creo que lo seamos. Solo somos una pareja joven que le gusta demostrarse diariamente que se ama, vale puede que lo seamos un poco pero ¿qué tiene de malo? Seguramente os interesará saber que pasó con los demás. Bueno, respecto a los chicos… siguen igual de locos que siempre y las chicas… les pisan los talones. Ahora vamos a ponernos serios. Louis y Eleanor se van a casar. Ya lo he dicho. Fue realmente precioso, fue en fin de año. Habíamos quedado para cenar y después ir a dar una vuelta por Times Square. Una vez allí, cada uno estaba con sus respectivas parejas hasta que vimos un poco más apartados a Louis y Eleanor. Todos miramos en la misma dirección y, nuestros ojos no nos engañaban, Louis estaba arrodillado ante ella con algo entre las manos. Le estaba pidiendo matrimonio. Cambiando de pareja, Zayn y Perrie cada día están mejor. Después de pasar por una interminable racha de rumores sobre infidelidades, se aman cada día más y es que ahora nada puede separarlos. Liam y Danielle no estaban pasando por una buena etapa, y al final tuvo que ocurrir. Pero según lo que sé, Liam últimamente está saliendo con una chica de su ciudad natal y Danielle queda continuamente con un compañero de trabajo. Niall y Cris, en pocas palabras se puede describir a esta pareja, son los más adorables del planeta y con diferencia. Nada puede con ellos y cada día se quieren más, se adoran. ¿Queréis saber que ocurrió con Jake, el sobrino de Simon Cowell? Pues quien lo diría, ahora mismo es el novio oficial de aquí mi amiga Jade Thirlwall. Son adorables juntos. Gracias a mí se conocieron y gracias a los chicos se enamoraron. Ellos les animaban y decían que eran la pareja perfecta. Jessy y Leigh-Anne siguen enamoradas de sus novios y Jessy está comprometida. Bueno, voy a tener que comprarme un vestido nuevo. Y creo que eso es todo lo ocurrido respecto a nosotros.

Estábamos en la fiesta de después del concierto divirtiéndonos juntos, como siempre. Ya eran casi las cuatro de la mañana. Íbamos Harry y yo de la mano hacia nuestra casa. Digo nuestra porque hace un año y medio que vivimos juntos, aquí en New York. Las calles estaban desiertas pero iluminadas, daba igual no había nada que temer si estaba con Harry. Me llevó hasta un pequeño banco de un parque. Este estaba iluminado por una única farola. Harry hizo que me sentara y él hizo lo mismo a mi lado. Estuvimos un largo tiempo sentados sin decir una palabra, solamente disfrutábamos de la compañía del otro. Pasados unos minutos Harry se levantó y yo le imité. Pensaba que nos íbamos ya para casa, pero me equivoqué.
- Hay algo que llevo intentando decirte desde hace tiempo pero no me he atrevido a hacerlo. – me sorprendió oír su voz a mis espaldas.
- Tan malo no será – le dediqué una sonrisa para tranquilizarlo.
- Bueno… no lo sé… yo… - empezó a decir nervioso.
- Harry, tranquilo. No pasa nada. – le di un leve beso en los labios.
- De acuerdo. – se separó para arrodillarse ante mí. No podía salir de mi asombro. ¿Qué iba a hacer este chico? Sacó una pequeña caja del bolsillo de su pantalón y me miró – Carolina Senderson, ¿querrías casarte conmigo? – no contesté y por la cara de Harry, eso le preocupó. Iba a levantarse pero yo me anticipé a él.
- Claro que quiero. – una vez que lo había dicho me levantó en sus brazos y comenzó a darme vueltas mientras yo reía como una niña, que prácticamente lo era.
- Prometo que te trataré como la princesa que eres. Te quiero, futura señora Styles.
- Te amo, futuro marido.

Me acababa de comprometer con la persona que yo creía que me iba hacer feliz el resto de mi vida. Pero lo que yo no sabía era que con esa misma iba a tener dos hijos preciosos. Mark y Jasmine, los dos mejores regalos que la vida me pudo ofrecer. Gracias a esto, este día se había convertido en el mejor cumpleaños de la historia.

- ¿Carolina Senderson, acepta a Harry Edward Styles como legítimo esposo? – me dijo el cura mientra yo miraba esos preciosos ojos verdes que me habían enamorado años atrás.
- Acepto. – dije con una sonrisa.
- ¿Harry Edward Styles, acepta a Carolina Senderson como legítima esposa? – repitió le cura pero esta vez intercambiando los papeles.
- Acepto. – lo dijo con esa perfecta sonrisa en la cara.
- Entonces, yo os declaro marido y mujer. Puede besar a la novia. – sentenció le cura con una sonrisa.

Ambos con una enorme sonrisa iluminada en la cara nos fuimos aproximando lentamente hasta que nuestros labios se fundieron como les encantaba hacerlo. La gente empezó a aplaudir y silbar, se alegraban por nosotros. Cuando nos separamos pude ver a las chicas llorando junto con Louis que no paraba de repetir “Mi niño se ha hecho mayor”. Cogidos de la mano atravesamos la enorme iglesia y nos dirigimos fuera, donde nos esperaba la enorme limusina negra. Mientras bajábamos las escalinatas, la gente nos tiraba el típico arroz. A mi derecha, pude ver al pequeño Jimmy tirándonos arroz junto con su padre y su madre, Louis y Eleanor. Inconscientemente, sonreí a la vez que entraba en la limusina que ponía “Recién casados” en la parte trasera.
- No sabes lo feliz que soy por tenerte a mi lado el resto de mi vida. – me susurró al oído.
- No sabes lo feliz que soy por solo haberte conocido. – dije antes de besarle


FIN

4 comentarios:

  1. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaissssssssssssssssssssss me emocionee
    que bonito es todo
    isss cuantas bodas jajajaja todo es perfecto
    y con hijos y todoo aaiii que bonito jajaajaj
    me encantoo :D

    ha sido todo un placer leer esta novela y ahora estoy deseando leer la nueva :D


    ResponderEliminar
  2. Lloro :') La novela ha sido preciosa, todo fue perfecto. Me da pena no poder seguir leyéndola, pero espero que la siguiente se tan buena como esta :) Gracias por escribir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las gracias te las tendria q dar yo por leerla 8D jajajaj

      Eliminar