miércoles, 14 de agosto de 2013

Capitulo 14 – Celos e intentos fallidos.

Tarde, como siempre. A cualquier parte que vaya, siempre llegaré tarde. Al final va a ser grave esto. ¿Por qué no puedo llegar un día, al menos solo uno, puntual? Llamé al ascensor y como la última vez, tardaba en venir. Estaba impaciente y el maldito aparato no me lo ponía fácil. Joder, y yo que pensaba que en los hoteles de ricos tenían todas las comodidades. Todas menos una, un ascensor decente. Al fin, subimos rápidamente y apreté el botón que nos llevaría al vestíbulo. Nada más abrirse las puertas, salimos disparados y casi me mato por culpa de los tacones que llevaba. Maldito el día en que los inventaron. Pude ver a nuestros amigos, de pie, junto a la puerta impacientes ya que de vez en cuando miraban el reloj de la pared.
- El día que llegues en hora a algún sitio será cuando llegué el fin del mundo. – fue el saludo con el que Louis me recibió seguido de un pequeño beso en los labios y una de sus encantadoras sonrisas.
- Hola, Carol. ¿Cómo estás? Genial, gracias por preguntar. – dije con mi habitual tono sarcástico.
- Sois adorables. – dijo Brianna. Estaba preciosa, llevaba un vestido azul marino que hacía resaltar sus preciosos ojos.
- ¿Nos vamos? – nos metió prisa Niall. – Tengo hambre.

Salimos del hotel y allí fuera nos esperaba una enorme limusina negra. Yo me esperaba ir en un taxi o andando pero, supongo que los chicos están acostumbrados a este tipo de cosas. Miré a Louis y este me correspondió con una sonrisa y un pequeño gesto con la mano para indicarme que subiera. Era la segunda vez que subía en una limusina y tenía la misma sensación que la primera. El viaje pasó entre risas, bromas e intentos de charlas maduras que se quedaron en frases sin sentido. Yo no había dejado de observar a Brianna y a Harry. La chica no paraba de mirarlo discretamente, se notaba que le gustaba, pero él no había, ni siquiera, girado la cabeza en dirección a Brianna. No entiendo el porque si es su prototipo de chica, al menos físicamente. Llegamos a la puerta del restaurante, que tenía pinta de ser de los más caros de por allí y pude ver la enorme cantidad de personas que estaban haciendo cola. No iba a esperar tanto tiempo para poder cenar, era demasiado impaciente y los demás lo notaron. Zayn avanzó por la cola hasta llegar a uno de los empleados que trabajaba allí. Le vi hablar con el hombre y, minutos después, Zayn nos llamó para que nos acercáramos. El empleado nos hizo pasar al restaurante y nos ofreció la única mesa libre. Nos sentamos y pocos minutos después apareció una mujer para darnos el menú.
- ¡Madre mía! – se me escapó sin querer para que después todos rieran por mi comentario. – Dejad de reíros de mí. – me indigné.
- Tranquila, pide lo que quieras. – me cogió de la mano Louis. – Corre a cuenta nuestra.
- ¿Saben ya lo que van a pedir? – la misma chica de antes pero esta vez con algo que no me gustaba. Una mirada coqueta hacia mi novio.
- Sí. – dije para que desviara los ojos de Louis. Pedimos nuestra comida y la camarera se fue.
- Bueno, Brianna. Hace mucho tiempo que no nos vemos. – comenzó Liam.
- Sí, cuéntanos que ha sido de ti. – siguió Niall.
- La verdad es que, en todo este tiempo no he hecho mucho. – pasó su mirada por cada uno de los presentes para acabar en Harry. – ¿Y vosotros, cómo habéis estado? – continuó pendiente de este último.
- Hemos estado genial. – dijo Zayn al ver que Harry no iba a contestar.
- Sí, hemos sacado nuestro segundo álbum. – contó Liam.
- Acabamos de empezar una gira mundial. – siguió Louis.
- Y vamos a tener nuestra propia película. – concluyó Niall.
- Genial. – dijo con una perfecta sonrisa. - ¿Y que hay de ti Harry? – seguía en su mundo.
- Harry. – le llamé y como por arte de magia despertó de su trance después de mi llamada.
- Dime, pequeña.

La cena continuó igual de rara que al principio. Ya no sabía que hacer y Liam, Zayn y Niall intentaban ayudarme a conseguir mi propósito. Harry no prestaba atención a casi nada de lo que hacíamos ni decíamos. De vez en cuando, le sorprendía mirándome y me regalaba una de sus preciosas sonrisas. Brianna intentaba conseguir una mínima atención del chico pero él no le hacía ni caso. Louis estaba celoso y se le notaba a kilómetros a la redonda. Estaba celoso de la actitud de Harry. Se mostraba bastante cariñoso conmigo y eso me confundía a mí. A veces, se mostraba como el chico que era realmente y, otras veces, como la persona arrogante que era al principio.
- ¿Van a querer algo de postre? – otra vez la camarera.
- A mi me apetece un trozo de esa tarta de chocolate. – dijo Brianna señalando un trozo bastante grande que estaba en un carrito. – Aunque es muy grande. ¿Alguien quiere compartirla conmigo? – dijo esto último mirando a Harry.
- Nosotros no queremos. – dijeron Niall, Louis, Liam y Zayn a la vez.
- Yo prefiero un helado. – le dije a la camarera.
- Yo estoy bien así. – Harry no dijo nada más.
- Entonces, eso es todo. – dijo Liam, haciendo que la camarera se fuera no sin antes mirar descaradamente a Louis.
- Louis, ¿te apetece compartir el helado conmigo? – dije de manera coqueta. Louis me miró y después desvió la mirada. – Vamos, Lou. Sabes que no me lo voy a poder comer todo yo sola. – le rogué mientras por debajo de la mesa iba subiendo mi mano por su pierna pero él continuaba negándose. – Por favor, Tommo. – Mi mano estaba casi en su entrepierna y yo estaba más nerviosa que él. – Venga, sabes que quieres. – mi mano había llegado a su destino y se reunió con la de Louis.
- Vale. – por fin aceptó con la respiración bastante acelerada.
- Aquí tienen. – volvió la camarera de siempre pero esta vez no miró a Louis.

Cada uno cogió su cucharilla y nos pusimos a comer el delicioso helado. Era una de las primeras veces que veía a Louis reír en toda la cena. Me preocupaba la situación. Todo me estaba saliendo mal. Harry no se fijaba en Brianna, Louis estaba celoso de la rara actitud de Harry y el resto ya no sabía que hacer. Era imposible que Brianna llamara la atención de Harry pero menos mal que teníamos dos ases más. La cena acabó con una persona cansada de intentar lo imposible, cuatro intentando ayudarla y dos caras manchadas de helado. Volvimos en silencio al hotel y cada uno fue a su habitación. Antes de eso, los chicos insinuaron, o mejor dicho obligaron, a Harry a disculparse con Brianna por su actitud borde y pasiva. Estábamos solos Louis y yo en la habitación y se notaba la tensión el ambiente.
- ¿Louis, estás bien? – pregunté preocupada.
- Claro, todo va estupendamente. – dijo de forma seca.
- Mira, sé que no estás bien aunque intentes negarlo y no voy a parar hasta que me lo cuentes. – dije esta vez con un tono más firme.
- ¿Qué tienes con Harry? – dijo con el mismo tono de voz que yo.
- Nada, solo somos amigos. – protesté. – Bueno, ni eso. Estamos en proceso.
- Pues no lo parecías en el restaurante.
- Louis, no tengo nada con Harry y no quiero nada con él. – expliqué mientras me tranquilizaba un poco. No estaba muy segura de mis palabras aunque eso no se notaba en mi voz. No quería problemas con él y a este paso eso era lo más probable. – Te quiero a ti. No tienes por que estar celoso.
- Carol, ese no es el problema. Te perdí una vez aunque haya sido como amigos y no pienso perderte otra vez. – dijo antes de fusionar sus labios con los míos. El beso era lento y sentía mariposas en el estómago como cada vez que lo besaba pero no de la misma intensidad. Amaba a Louis pero no sentía lo mismo.
- Lou, los celos son muestra de amor aunque no tienes porque tenerlos. – puse mis manos alrededor de su cuello. – Siempre vas a ser mi hombre. – le dije para tranquilizarlo pero no sabía si lo había dicho para él o para intentar convencerme a mí de ello.


2 comentarios:

  1. Heeeeeeeey que me ha encantado, pues como siempre;)
    Pobre Brianna no? Que se jooda que Harry no la quiere jajaja no no es broma, pobrecilla. Y que celosín que es Lou, que mono, aunque yo que él me andaría con cuidado, ya sabes jaja.
    Sube prontito porfi. Un besito guapa<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooins, te he dicho alguna vez que me encantan tus comentarios?? Si es que no... ya lo sabes :D
      Jajajja pobre Brianna... parece que Harry esta pillado no, lo siguiente y Lou... bueno Lou mejor que tenga cuidado que le roban lo que es suyo. XD
      Tranqui que el siguiente esta en camino :D
      Otro para ti preciosa :3

      Eliminar