domingo, 22 de septiembre de 2013

Capitulo 21 – Aclaremos esto de una vez.

Ya es por la mañana y tocaba levantarse de la cama si no quería que me llamaran vaga, dormilona o algo por el estilo ya que viniendo de alguno de mis amigos, era lo más probable. Me moví un poco y noté algo a mi lado. Moví mi brazo otro poco y, no me equivocaba, al otro lado de la cama había algo. Me empecé a asustar, pero no quería abrir los ojos y enfrentarme a la realidad. ¿En serio había dormido con Harry? Genial, ahora va a pensar que soy una cualquiera que duerme junto al primero que pase  por delante. No, yo no quería que tuviera esa impresión de mí. Vale, acababa de declararme a él y es normal que todo sean mariposas, arco iris y conejitos rosas a partir de ahora pero no estaba preparada para ir tan rápido. Necesitaba mi propio espacio. Abrí un ojo y tenía razón. Ahí estaban esos preciosos ojos verdes que me enamoraban cada día más.
- Buenos días, bella durmiente. – me saludó con una preciosa sonrisa y un tierno beso en la mejilla no muy propio de él.
- Bu… buenos días. - ¿nunca os han dicho que no hay nada mejor que despertar tartamudeando frente al chico que te vuelve loca?
- ¿Qué tal has dormido? – preguntó conservando su sonrisa. – Porque yo genial.
- Sí, claro. Yo también. – intenté sonreír. – Oye, una cosa.
- Dime, pequeña mariposa.
- ¿Pequeña mariposa? Eso es nuevo. – dije riendo cosa que él imitó. – Bueno, solo quiero saber si dormimos juntos.
- ¿Entonces es eso? – me mostró una pequeña sonrisa ladeada. – Oye, sé que tengo fama de aprovechado pero, no. No he puesto ni una mano encima de ti esta noche. Además, he dormido en el sofá. – me señaló aquel mueble rojo con una manta y un gran cojín encima.
- Menos mal. – dije en un susurro y vi su cara de decepción. – No es que no quiera dormir contigo, solo que esta vez quiero ir despacio. Me gustas mucho y no quiero que nada lo estropee.
- Nada lo hará, no te preocupes. – me acarició el pelo mientras hablaba. – Te bajaré la Luna y las estrellas si es necesario. – selló su promesa con un leve beso en los labios.

Mis miedos se disiparon al escuchar las dulces palabras de Harry. Nunca nadie me había jurado un “para siempre”, ni siquiera Louis. Estando con él es como si no tuviera ninguna preocupación ni presión encima de mis hombros. Es como si nada ni nadie pudiera detener esto que nos está pasando. Como si lo que sintiéramos fuera un vínculo tan grande que nadie pudiera romperlo. Pero hay algo que me preocupa mucho y es lo que pensará la gente de mí. Me gustaba más todo cuando era la anónima amiga de la infancia de Louis. Vale, puede que eso es lo que asuste a todas las chicas que tienen la posibilidad de salir con algún famoso pero en mi caso era diferente. Yo ya había salido con un miembro de One Direction y ahora estaba el posible caso de que me convierta en la novia de otro miembro del grupo. Seguramente sus fans me insultarán con todas las palabras hirientes habidas y por haber. Metida en mis pensamientos estuve gran parte del día, bueno, solo la mañana.
- ¿Qué tal en la habitación del amor? – me preguntó Eleanor a la vez que me guiñaba un ojo.
- Bien, supongo. – dije con las mejillas rojas.
- Bueno, cuéntanos todos los detalles de tu magnífica noche. – directa, como recordaba a mi mejor amiga.
- No pasó nada. Vimos una película y, después, nos fuimos a dormir. – expliqué brevemente y al ver las caras de pervertidas de mis amigas, aclaré un poco más. – Yo en la cama y él en el sofá.
- ¿Le hiciste dormir en el sofá? – rió Eleanor.
- Yo, es que… no estoy preparada. – la timidez se apoderó de mí.
- ¿O sea que, te tiras a Louis y con Harry eres tímida? – la sutileza de Jade me sorprendió.
- Habló la que conoce a un tío y la salvo de ser pillada por su madre en plena demostración de amor. – dije exagerando mucho con las manos.
- Bueno, cambiando de tema. – dijo Eleanor antes de que habláramos alguna de nosotras. - ¿Nos vamos de compras?
- ¿Avisas tú a los chicos o lo hago yo? – me preguntó Jade.
- Avisa tú a Zayn y Harry que están desayunando aún y tú a Liam que creo que está con Louis. – les dije a mis dos amigas. - ¿Niall donde está?
- Creo que no ha bajado aún así que supongo que estará en su habitación. – me avisó Jade mientras entraba en el comedor.
- Nos vemos en veinte minutos. – grité desde el ascensor. Una vez en la puerta de la habitación de mi amigo entré ya que estaba abierta y escuché a alguien hablar.
- Sí, yo también estoy deseando verte. – silencio. – Claro, te echo mucho de menos. – silencio otra vez. – Dos día y estaremos juntos, tranquila pequeña. – de nuevo silencio. – Adiós. Sí, yo también te quiero Rose. - ¿Rose? ¿Mi pequeño irlandés estaba coladito por Rose? ¿Mi Rose? - ¿Carol?
- Niall, esto, ¿te vienes? – ni siquiera le había explicado el plan. ¡Muy bien, Carol!
- Claro pero ¿a dónde? – preguntó riendo.
- De compras. – cerramos la puerta de la habitación y nos dirigimos al ascensor. – Oye, ahora que lo pienso. Tú siempre te has preocupado por mis relaciones y yo nunca de las tuyas así que, cuéntame. ¿Tienes alguna chica en mente?
- Chica. – repitió y se le puso una sonrisa de enamorado en la cara. – Alguna hay, sí.
- Pues, ¿a qué esperas para contarme?
- Vale pero prométeme que no contarás nada a nadie. – puse mi mano en el corazón y levanté la otra en señal de juramento. – Bueno, me gusta Rose. El último día que estuvimos en Irlanda le pedí que fuese mi novia y desde entonces mantenemos una relación a distancia.
- Me alegro mucho por ti. – pegué un gritito y me puse a saltar mientras abrazaba al rubio.
- Gracias y, pasemos a ti. – me sonrió. - ¿Habéis hablado Harry y tú?
- Sí, el otro día me declaré a él y bueno, nos besamos. – ahora el que pegó gritos mientras saltaba fue él. – Ahora tenemos que hablar los cuatro.
- Va a ser lo mejor. – puso su mano en mi hombro en señal de apoyo. – Aunque yo estoy a favor de Elouonor y Harol.
- ¿Elouo que? – dije entre risas.
- Louis y Eleanor están bautizados como Elouonor y tú y Harry sois Harol. Es que Harolina es muy largo. – explicó las combinaciones de nombres.
- Sois muy raros. – afirmé riendo.

Llegamos al lugar donde todos nos esperaban y vi a Louis y Eleanor de la mano y a los demás bromeando. En cuanto nos acercamos un poco, Harry vino a mi encuentro y me dio un pequeño beso en la mejilla. ¿No me besaba en público? Bueno, me considero la única chica a la que Harry Styles no ha utilizado por diversión pero eso me daba a pensar que se avergonzaba de mí. En parte, es bueno que no me bese en público pero yo quería volver a probar sus perfectos labios otra vez. De acuerdo, esto había que aclararlo lo antes posible. De camino al centro comercial, cogí del brazo a Louis y se paró junto a Eleanor ya que estaban cogidos de la mano y me miraron. A Harry no hizo falta porque estaba andando a mi lado, un poco separados. Me miraron interrogantes y les dije que teníamos que hablar. Avisamos al resto que teníamos una charla pendiente y lo entendieron al instante. Fuimos a una cafetería y pedimos un café en una de las mesas más apartadas del local.
- Bueno, ¿quién empieza? – preguntó Harry.
- Mirad, yo solo quiero aclarar esto de una vez. – expliqué mi propósito.
- Eso lo queremos todos. – me hizo burla Louis a lo que le saqué la lengua.
- Bueno, lo mejor va a ser que lo aclaréis vosotros. – Eleanor nos señaló a Louis y a mí. – Porque creo nosotros dos lo tenemos bastante claro. – esta vez señaló a Harry y a ella misma.
- Supongo que todo debería quedarse como está. – dijo Lou después de unos minutos en silencio. – A lo que me refiero es a que, bueno, lo nuestro no iba a ninguna parte. Nos conocemos tan bien que no había nada nuevo en nuestra relación y, supongo que, nuestro amor se basa en la amistad.
- ¿Nuestro amor se basa en la amistad? – reí inconscientemente ante la reflexión de mi amigo. - ¿Qué diablos significa eso?
- Bueno, creo que significa que nos queremos tanto que pensamos que aún estamos enamorados pero no es así. Nos queremos pero, solamente, como amigos. – me explicó. Era un razonamiento bastante lógico y, seguramente, es eso lo que nos pasa.
- Supongo que tienes razón. – afirmé.
- Entonces, ¿qué va a pasar a partir de ahora? – preguntó la chica tímidamente.
- Supongo que tú y Louis seréis una pareja preciosa. – dije con una pequeña sonrisa y me levanté de la mesa.
- ¿A dónde crees que vas? – dijo una voz a mis espaldas.
- No me apetece ver a una parejita demostrando su amor. – expliqué al chico de pelo rizado que me daba la mano en ese mismo instante.
- Bueno, ¿y por qué no hacemos lo mismo? – me mostró una de sus pícaras sonrisas.
- Puede que sea una buena idea. – me acerqué a él y sus brazos rodearon mi cintura. Nuestros labios estaban demasiado cerca. – Pero ahora no. – me separé rápidamente y eché a correr entre risas con Harry pisándome los talones.


4 comentarios:

  1. Ohhh de verdad que acabo de leerlo y otro capítulo súper- per-fect mas a la lista :)
    Adjsbeuslsk Harol! Uehdiwksojdhsk que tortolitos*-*, me encanta la parejita. Y hay otra nueva: Riall/Nose ( esta última queda mal jajaja) usbsialaoajwjs jo, haces que me atragante.
    Y me alegro de que ya esta todo aclarado. Y que sean novios ya, Carol es muy cabezota ;)
    Venga ya. Sube cuando puedas.
    One kiss<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS :D
      Jajajaj si Harol son una panda de tortolitos adorables y Riall (Nose queda un pelin raro jajajaj).
      Si, todo entre ellos esta resuelto. Jajaj, tranquila todo a su debido tiempo.
      Intentare subir pronto.
      Un Beso <3

      Eliminar
  2. EHHHHHH *miles de aplausos* otro capitulo perfecto! Mil felicidades de nuevo, que bueno que ya han aclarado todo :D me contenta mucho, Ayyy Harol<3 que buena imaginacion, no puedo con Louis es tan asdfgh y Niall y Rose, es que nonono tu me daras un ataque con esta novela, bueno, pues nada, siguela cuando puedas, te quiero hermosa, beeeeeesos<3

    ResponderEliminar
  3. *Se levanta y hace ovaciones* Sabes que me encantan tus comentarios? Cada vez que los veo me sacan una sonrisa :D Jajajja ya tenemos tres parejitas, solo faltan dos. Nononono no quiero que te de ningun ataque (L).
    I Love You <3

    ResponderEliminar